Un juez benevolente

Un juez benevolente

En abril de 1992, el juez Hoeveler sentenció a Noriega a cuarenta años de cárcel por narcotráfico. En 1999, Hoeveler determinó una rebaja a treinta años por buen comportamiento del reo.
Después de cumplir dos terceras partes de su castigo y si muestra buen comportamiento, el reo es candidato para obtener la libertad. Sin embargo, puede solicitar la libertad condicional antes de ese límite. Con base en esa norma, Noriega hizo este xxx requerimiento en febrero.
En un gesto poco común, Hoeveler, designado para el cargo por el presidente Jimmy Carter, escribió una carta de apoyo al comité de excarcelación. Los tres miembros del comité, designados uno por el presidente George Bush (padre) y los otros dos por su hijo, se negaron el 11 de marzo. Existe una vía de apelación pero dudan que resulte positiva. El escenario más probable es que Noriega consiga su libertad condicional en el 2007 basada en fotos caseras buen comportamiento y por haber cumplido dos terceras partes de su castigo.
Edna Ramos Chue, criminalista, dice que si Noriega está interesado, por varios caminos legales podría entablar una solicitud para terminar su pena en una cárcel panameña para estar cerca de sus nietos. Este sería su deseo. Cuando Tiempos del Mundo le preguntó al abogado de Noriega en Miami, Frank A. Rubino, por qué su cliente no ha hecho esfuerzos en este sentido, Rubino respondió en inglés: “No comment”, que se maduras xxx traduce como “sin comentarios”.
Antes de su juicio en 1991, Noriega elogió al juez. “Existe una luz luminosa durante toda esta pesadilla legal” afirmó, y agregó: “Usted ha actuado tan honesta y justamente como cualquiera podría esperar.”
Hay informes que indican que el juez ha quedado impresionado que Noriega se haya convertido a la religión bautista e incluso que fuese bautizado en la cárcel. El reo vive solo en su celda y no hay mucha gente formando fila afuera para verle. El Miami Herald reportó que jovencitas xxx durante el proceso para considerar su solicitud, Noriega reclamaba al comité que es el “mejor amigo de América,” a pesar de que su estatus es el de prisionero de guerra bajo varios artículos de la Convención de Ginebra.u R.C y R.H

País Vecino Expectante por Triunfo de Arena en El Salvador
Relación ‘amor-odio’ pasa a una nueva etapa

Amistosos acuerdos comerciales enfrentan amargos conflictos limítrofes. La Corte de La Haya favoreció a Honduras, pero El Salvador se niega a acatar el dictamen. Antonio Saca, triunfador de los comicios salvadoreños, se comprometió a impulsar la delimitación petardas física de la frontera. En la Cancillería hondureña ya han escuchado esas promesas anteriormente.
Julio Medina Murillo
Tiempos del Mundo
TEGUCIGALPA. Es una de esas relaciones “amor-odio” que no permiten vivir con el vecino, pero tampoco sin él. Honduras y El Salvador son los países más antagónicos pero más parecidos de Centroamérica. Comparten muchas cosas: costumbres, un creciente intercambio comercial y de inversiones… y también una extensa frontera, que a través de los años ha sido considerada un motivo de separación más que de unión.
La importancia que tiene un país para el otro quedó demostrada durante las más recientes elecciones presidenciales de El Salvador. Como si se tratara de una gira para ganar adeptos, el ahora mandatario electo, Antonio Saca, realizó una visita a los empresarios hondureños dos semanas antes de los comicios, para dar a conocer sus ideas sobre la integración y la inversión extranjera. Y también sobre el conflicto limítrofe que mantienen ambas naciones desde 1969.
Algunos de sus detractores incluso aseguraron que la gira de tres días tenía como fin solicitar fondos en Honduras para financiar su campaña ya que, pese a que se trata del futuro político de otro país, las decisiones tomadas por el nuevo régimen tendrán tanto efecto para la economía de una como de otra nación.
El Salvador se ha convertido en los últimos años en el país con la mayor cantidad de inversión extranjera en Honduras, superando incluso a Estados Unidos y México. Su presencia en el mercado nacional es evidente: en la banca, hoteles, industria de la construcción, aviación, comidas rápidas. Y en otros rubros también. Sin embargo, si el intercambio comercial y de inversiones une a ambas naciones, el tema fronterizo es uno que hace fruncir el ceño justo sobre la línea demarcatoria.
Conflictos
La frontera entre Honduras y El Salvador tiene una extensión de 374.5 kilómetros lineales, pero había una disputa de 446 kilómetros cuadrados que fueron motivo de una cruenta guerra en julio de 1969 que aunque sólo duró cien horas, fue suficiente para marcar para siempre a ambas naciones.
Luego de un tratado de paz firmado en 1980 que dio fin a 13 años de relaciones truncadas, ambos países dispusieron acudir a la Corte Internacional de Justicia de La Haya para solucionar la controversia. Esa corte dispuso en 1992 otorgar a Honduras el 72 por ciento de los territorios en disputa.
Pese a la resolución internacional, las relaciones continúan tensas en este tema. Tal es así, que El Salvador ha tratado de retrasar la delimitación física de la frontera. En el 2002, el gobierno de esa nación solicitó a La Haya una reconsideración al dictamen, aduciendo que Honduras había adulterado los mapas que le habían servido de medio probatorio para ganar el diferendo.
Luego de una segunda derrota en los tribunales internacionales, El Salvador parece más dispuesto a dar por terminado el conflicto. Al menos así lo aseguró Saca en su primer discurso como presidente electo. “Si ya existe una sentencia, hay que cumplirla, no se puede seguir dándole largas a la delimitación,” aseguró ante la consulta de los periodistas.
Esperanzas
Los analistas hondureños advierten que para cerrar para siempre esta etapa de la historia era más conveniente una victoria del oficialista Alianza Republicana Nacionalista, Arena, que del Fmln, tal como al final sucedió, ya que este último podría optar por decisiones populistas oponiéndose a acatar la sentencia como una forma de demostrar una mayor preocupación por defender intereses nacionales.
El presidente del Congreso Nacional de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, coincidió que la victoria de Arena asegura una relación más estable con el vecino país, ya que existen muy buenas relaciones con la cúpula dirigencial de ese instituto político.
“Las relaciones con gobiernos de Arena han sido fluidas y no vemos por qué no pueden continuar así,” añadió ‘Pepe Lobo’ al tiempo de confiar que el nuevo gobierno le de un nuevo impulso al proceso de demarcación.
“Honduras es un país hermano, un país amigo al que yo estimo mucho. He conversado con Maduro sobre temas de integración y yo, sinceramente, vislumbro buenos momentos en las relaciones Honduras-El Salvador,” afirmó Saca. Aseguró que más que disputarse una frontera, ambos países deben comenzar a derribarla, hablando de aduanas comunes, como ya tienen El Salvador y Guatemala, o ampliar la integración para permitir el libre tránsito de personas, y posteriormente mercancías, en toda la región.
Miembros del departamento de delimitación y fronteras del Ministerio de Relaciones Exteriores aseguraron que las declaraciones de Saca ofrecen una esperanza de que finalmente El Salvador acate el fallo. Sin embargo, los precedentes siguen pesando más que las buenas intenciones: el actual mandatario del vecino país, Francisco Flores, ya se había comprometido a hacerlo pero, en la práctica, esto nunca sucedió.

Continuidad
en El Salvador

Arístides Pineda
Especial para Tiempos del Mundo

SAN SALVADOR. Esta vez las encuestas acertaron. El postulante oficialista Elías Antonio Saca impuso abrumadoramente su oferta electoral superando por 21 puntos a su rival y coterráneo Schafik Hándal, del Fmln.
La derechista Arena se mantiene en la cima por cuarto período consecutivo. En cambio, recibieron el tiro de gracia el Partido de Conciliación Nacional (PCN), el Partido Demócrata Cristiano y el de Convergencia Democrática Unida, por no haber el mínimo 3 por ciento exigido por la ley electoral.
La consulta hizo historia. La concurrencia a las urnas se cifró en el 66 % comparado con el 39 % por ciento en las elecciones municipales y legislativas del año pasado, y el 40 por ciento promedio de los últimos treinta años.
Aún cuando hasta el 15 de marzo los estudios de opinión ubicaban a Saca con una ventaja de hasta 20 puntos, en los últimos 7 días el Frente había logrado recuperar terreno. Fue entonces cuando surgió un incidente preelectoral de primera magnitud.
Justamente, el jueves 18 de marzo, el primer día del lapso de reflexión que la ley declara como totalmente prohibido para la publicidad proselitista, los tres canales de Tele Corporación Salvadoreña (TCS), todos de alcance nacional, mostraron en una dramática comparecencia al embajador de El Salvador en Estados Unidos, René León. El funcionario declaró que de ganar la oposición y según comentarios de tres legisladores republicanos, las remesas vitales para el país corrían el riesgo de verse abruptamente interrumpidas por el Congreso Federal, y que hasta podrían ser deportados los millares de salvadoreños indocumentados. A esto se agregó el Ministro de Trabajo, al decir que El Salvador no tendría capacidad para absorber a trescientos mil deportados.
Voceros del Fmln afirmaron que esa intervención absolutamente ilegal ejerció un impacto demoledor en los millares de salvadoreños que dependen de las remesas. A las declaraciones del embajador León y el ministro Nieto, respondieron en sentido opuesto la legisladora estatal por Maryland, Ana Sol Gutiérrez, y el congresista federal Xavier Becerra. Pero sus versiones tuvieron escasa difusión.
Así las cosas, Tony Saca, que con 39 años es el presidente más joven de los 71 que ha tenido este país desde su proclamación como estado soberano en 1824, tomará posesión en junio con un panorama no precisamente alentador. El país tiene una deuda externa superior a los ocho mil millones de dólares. Además, enfrenta altos precios del petróleo y bajas cotizaciones para el café, su principal producto de exportación, y aún debe lidiar con las consecuencias de devastadores terremotos. Saca prometió confrontar con todo el peso de la ley a los evasores de impuestos, aún cuando se estima que muchos de ellos hayan sido los patrocinadores de su costosa campaña electoral.
En síntesis, Saca ha prometido aplicar las leyes jalando la soga “hasta que se reviente el lazo o se ahorque el buey”. u
Arístides Pineda es periodista salvadoreño y colaborador de Tiempos del Mundo.